Aunque en el mercado ya empieza a ser «común» la existencia de cámaras fotográficas con conectividad